Entrevista sobre Bilbao, País Vasco

Andrés: ¿Cuál es la comida típica de Bilbao?

Txema (Chema): Una pregunta complicada porque todo Bilbao es conocido por su gastronomía y podría decirte que lo típico de Bilbao, para mí, es el Txuletón (Chuleta), el Bacalao y el Pil Pil. Pero, también, te podría decir diez a quince platos que son típicos del País Vasco pero esos son una buena muestra.

 

Andrés: ¿Cuál es la bebida más típica, con alcohol o sin alcohol, de Bilbao?

Txema: Vale, bueno la bebida más típica o internacionalmente más conocida es el Kalimotxo (Calimocho). Surge de unas fiestas de Bilbao donde prácticamente se quedan sin ron y se ponen hacer experimentos para encontrar otra bebida alcohólica que funcione bien. Entonces prueban el vino con la Coca Cola y descubren que tiene una muy buena combinación. Se exporta internacionalmente y recientemente ha habido un problema entre Pepsi Cola y Coca Cola porque Pepsi ha sacado una bebida llamada Kalimotxo pero el nombre está registrado con Coca Cola. También, se puede destacar el Txakoli (Chacolí) pero nomás al nivel del País Vasco. Bebidas sin alcohol te diría que el agua porque aquí se bebe el alcohol prácticamente.

 

Andrés: ¿Hablaís Euskera? Si Sí, ¿mucho o poco?

Txema: Se está tratando de escribir soluciones de que cada vez hay más gente hablando Euskera y se lleva mucho tiempo haciendo y es que mi generación y anteriores, salvo que sean de casería o de pueblos muy pequeños, el Euskera está muy limitado. Lo hablan relativamente poco. Aquí en la calle, en Bilbao en general se habla en castellano. La generaciones nuevas que estudian el Euskera y entonces sí lo hablan. Aun así es complicado en Bilbao encontrar gente y escuchar una conversación en Euskera. Si te vas a los alrededores y pueblos, ahí sí es más habitual. Aún así que el conocimiento es más habitual te hablan en castellano.

 

Andrés: ¿Sabe el origen del Euskera?

Txema: No lo sé yo pero me parase que prácticamente nadie. Hay varias teorías. Una es que es una derivación platino/prerromano y otra es que es una lengua derivada en la zona de los Montes Urales.

 

Andrés: ¿Habláis Euskera? ¿Cómo lo aprendiste? ¿En el colegio o con tu familia?

Txema: Hablo un poco de Euskera. Mi familia es origen gallego y vinieron aquí jóvenes a trabajar entonces el Euskera que sé lo he aprendido en el colegio.

 

Andrés: ¿Por qué se quiere separar el País Vasco de España?

Txema: Pues, realmente, hasta donde yo sé hará cosa de dos siglos un hombre, Sabino Arana, pensaron en motivos en cual el País Vasco no pertenecía a Euskadi y montaron una pequeña historieta remontándose a orígenes de la edad media, siempre desde mi punto de vista muy cortada, tomando datos que les interesaban haciendo ver que Euskadi o el Reino de Navarra en realidad siempre había sido una zona independiente de España y por eso empezaron a reclamar su independencia de España. Luego por el tiempo se ha ido evolucionando, se ha ido inculcando otras ideas a la gente y yo creo que hubo un calado más hondo en la sociedad vasca el hecho de la separación. El trasfondo al final siempre es económico. El País Vasco es una región muy rica y su renda per cápita es superior al resto del estado de hecho es más cercana a los países europeos que a los países de España y, al final, lo que entiendo que ellos entienden es que si se independizan no tendrían que mandar dinero a España y tendrían más riqueza.

 

Andrés: ¿Cuál es tu postura en ese aspecto? Crees que es una buena idea, ¿Sí, no, y por qué?

Txema: Siempre he pensado que es una mala idea. Es mi pensamiento particular porque si nos independizamos de España, eso a mis padres, serían tratados como ciudadanos de segunda. Me explico, mis padres son españoles, han nacido en Galicia por lo cual no serían vascos y como te dije, ¿qué es lo que va a pasar con ellos? ¿Van a tener los mismos derechos que yo? ¿Van a tener unos derechos distintos? Llevan aquí viviendo treinta y cinco a cuarenta años más tiempo de toda una vida lo que han vivido fuera de España. Eso les va a convertir ahora en ciudadanos de segunda con menos derechos porque alguien decide que ahora de repente no es España. Entonces yo entiendo que no es una buena idea. Siempre he sido más a gusto con la idea de ser español con la idea de España. Para mí realmente no es un problema, yo prefiero, digamos formar parte de España.