¡Consuegra!

¡Si estas en Toledo, no os olvidéis de visitar Consuegra! Es un lugar mágico. Tenéis que ver el catillo y los molinos de viento que menciona Cervantes en su obra maestra, Don Quijote de La Mancha. Es allí donde el Quijote y su gran seguidor y escudero Sancho Panza, luchan contra los molinos que son confundidos por gigantes por el caballero andante. La visita al castillo sólo cuesta $4,80 euros, ¡vale la pena! También hay que tomar muchas fotos e ir hasta el final de la colina para poder hacer una foto panorámica de todos los molinos de viento con el castillo. También, no hay que olvidarse de comer unos bocadillos en la Plaza España; una plaza muy amplia y con variaos restaurantes a su alrededor. Los tinto de verano son la bebida ideal para el calor que hace en el verano o tal vez una caña, os los dejo a vuestra disposición.

Para llegar a consuegra hay que coger un autobús en la central de autobuses de Toledo, la central de autobuses está como a 15 minutos de la residencia o si estas fuera del casco con una familia os quedaría más cerca. El billete de autobús sólo cuesta $8,80 euros de ida y vuelta. Es un viaje que se podría hacer un fin de semana, sobre todo, un domingo porque es cuando hay autobuses que salen a Consuegra más temprano.

Anuncios

El Greco vídeo y ensayo

    El Peso de Toledo en El Greco

La función del peso de Toledo en los cuadros del Greco proviene de la cultura, el misticismo, y la religión y sobrepasa los límites impuestos. La unión de la ciudad de Toledo afecta el uso en sus pinturas al usar gente enlazada la historia que vivió la ciudad en diferentes periodos. El misticismo de la ciudad se impone como inspiración para el uso de pacientes de un manicomio para representar las expresiones de los apóstoles en las obras del Greco llamadas el Apostolado. También, la religión como un componente de igualdad de las tres religiones en su cuadro de Jesucristo al posicionarlo al centro en vez de a lo alto de la obra.

Toledo es una ciudad que ha vivido varias etapas evolutivas, por esa misma razón, se conoce como la ciudad de las tres culturas. En la ciudad hasta la fecha se conservan varias mezquitas, iglesias y sinagogas, que son iconos representativos de esas etapas. La influencia musulmana, judía y cristiana lograron crear un aspecto de mezcla pacífica entre los habitantes de la ciudad. La ciudad ahora en día conserva esa esencia de comunión entre sus ciudadanos porque es una costumbre que se ha acogido de hace siglos. Mucha gente ama Toledo. Esto es debido a su historia, puesto que, se le conoce como la ciudad de las tres culturas la musulmana, judía y cristiana, pero también porque sus habitantes reciben a otras personas con mucho afecto y cariño. En efecto, por eso fue fundada la escuela de traductores la encargada de reunir los conocimientos de los ciudadanos más ilustres de la época, y estos pertenecían a diferentes religiones, pero eso no era problema alguno para ellos.

Toledo también es un lugar místico, pues el Greco (el griego), acorde con la hipótesis de Marañón, en sus obras del Apostolado, usa a pacientes dementes de un asilo para locos, y de ellos toma sus facciones del rostro y con ellas dibuja a cada uno de los apóstoles retratados en el Apostolado. Claro esto es una hipótesis, pero hay mucha probabilidad de que haya sido cierto esto que nos propone Marañón. Esto nos da a entender, como el Greco tenía un amor no sólo por la ciudad, pero también por los toledanos, aun siendo estos enfermos mentales. La verdad que es algo inimaginable, pero posible. Esto es lo que hace de Toledo una ciudad en armonía, pero a la misma vez, una ciudad mística llena de sorpresas e historias que hasta la fecha se escuchan entre la multitud.

La religión católica es eminente en la ciudad y, el siglo XVI es prueba perfecta, puesto que, en esa época, el Greco, empezó a pintar cuadros al óleo de gente muy importante, claro que en su tiempo, no fueron muy apreciados por el público hasta el siglo XX. Una de las obras más importantes del Greco en Toledo fue la de El entierro del conde de Orgaz. Esta es su obra más conocida hasta la fecha. Puestos que ésta describe una leyenda que dice que al momento de la muerte del conde, san Esteban y san Agustín enterraron a el conde. En esta misma, el Greco recreó un entierro con la pompa del siglo XVI, y por la parte superior, representó la llegada del conde a la gloria. Cabe destacar que, el Greco no tuvo gran reconocimiento de su arte y estilo hasta después de su muerte, pero en nuestros días es conocido como uno de los artistas más grandes de la civilización occidental.

El Greco fue un ícono del arte no sólo en Toledo, sino, en toda España. El uso exagerado del color rojo y el elongamiento de los cuerpos en sus obras, le llevan a tener un estilo único, pero muy rechazado por la gente de la época. Se le compara con artistas como Miguel Ángel, Tiziano y otros artistas famosos del siglo XVI, los cuales tuvieron su esplendor en el Renacimiento italiano. Se podría decir, que el Greco, fue el Miguel Ángel de España. Puesto que él adoptó los estilos de Miguel Ángel y Tiziano y los incorporó en sus obras, así creando un estilo nuevo y racional para la época. Como no era italiano, no tuvo la oportunidad de triunfar como los grandes artistas de Italia y así es como emprende su viaje por España llegando así a la ciudad de las tres culturas, en magnifico Toledo, el Toledo histórico y extravagante que llegaría a ser cuna y casa de sus más grandes obras en nuestra actualidad.

En conclusión, el misticismo, las religiones, la gente y el Greco son parte de la historia y de cada etapa que ha vivido la ciudad. Estas son razón suficiente para que la gente venga a Toledo y se entere por sí misma, de lo que realmente ha sido testigo la ciudad y sus calles, cada rincón, cada espacio en ella, cada individuo que la habita, pero sobre todo, esa esencia que se puede percibir al momento de llagar a la ciudad. La riqueza de su cultura y la preservación de la misma entre su gente hace de Toledo un lugar indescriptible, pues hacen falta palabra para poder asimilar, por lo menos, una pisca de lo que por esta ciudad se ha vivido en el transcurso de los siglos.

“La ajorca de oro”- Gustavo A. Bécquer

Un vídeo de Andrés Cruz Medina y Alejandro Pérez García sobre La Catedral Primada de Toledo y la leyenda de “la ajorca de oro” de Gustavo Alonso Bécquer. Incluido un ensayo sobre la función de las estatuas en estas leyendas.

Los límites divinos: el orden en las estatuas

            En la leyenda, “La ajorca de oro”, la función de las estatuas en las leyendas de Gustavo Alfonso Bécquer es mantener límites sobre la humanidad al imponer formas de justicia sobrenaturales desde el punto de vista del Romanticismo. El primer ejemplo de esta situación es, cuando Pedro el caballero andante, mira hacia las estatuas y siente el temor de sus miradas cuando camina hacia la Virgen del Sagrario para coger la ajorca de oro. La segunda situación aparece en los cambios de expresión de la Virgen en el antes y el después de tomar la ajorca de oro. Finalmente, al tomar la ajorca y abrir los ojos, ser rodeado por todas las estatuas de la iglesia y ser encontrado por la mañana hablando locuras.

En la parte en la Pedro mira a las estatuas tomar vida, ésta representa como Bécquer hace uso de la imaginación, y como a las estatuas se les representa como guardianes que aguardan las cosas sagradas de la iglesia. Pero en mi opinión, las estatuas no cobraron vida, sino que, éstas cobraron vida gracias al fruto de la imaginación de Pedro y, a la misma vez, el miedo que pedro siente al estar en un lugar sagrado, lleno de tumbas de caballeros, obispos y reyes caídos. También, cuando María le dice a Pedro que la virgen que tiene la ajorca, es la Virgen del Sagrario él entra en terror y se puede notar el miedo o respeto que tiene hacia esa virgen. Claro, en la leyenda se habla de él, como un caballero muy valiente, en pocas palabras, un macho hecho y derecho, pero al estar dentro de la iglesia esa gallardía de tal cual caballero, no se hace notar en sus actos. Definitivamente, el amor hace que Pedro, se llene de valor, y se atreva a decirle a María que él le dará esa cosa que tanto anhela. Pero volviendo a los de las estatuas, también se puede decir que cobran vida gracias a la divinidad de Dios, y que es él el que hace que éstas cobren vida para resguardar la propiedad de la iglesia. Bécquer en sus otras obras hace uso de la simbología, por ejemplo, en la leyenda El Beso, Bécquer utiliza a las estatuas para castigar a los humanos que no respetan lo ajeno y sagrado que hay dentro de la casa de Dios, en este caso, las iglesias o catedrales. El uso de las estatuas en las leyendas de Bécquer, nos enseñan que éstas están allí para proteger los bienes que allí se encuentren, claro, pero también, para guardarles respeto por lo que fueron o por lo que ahora representan.

Los cambios de expresión de la virgen son de importancia, porque éstos, son muestra de cómo la Virgen del Sagrario se muestra al principio y ésta cambia de expresión más adelante. Al principio, se muestra a la virgen muy iluminada por una luz, que esta luz, puede ser representación de la divinidad de la misma. También, se le atribuye una sonrisa que inspira bondad y tranquilidad. En la leyenda se le describe así, “Sólo la Reina de los cielos, suavemente iluminada por una lámpara de oro, parecía sonreír tranquila, bondadosa y serena en medio de tanto horror”. Pero rápidamente esa sonrisa cambio, a una sonrisa temible, de esas sonrisas que se ven en las películas de terror. Este fue el motivo por el cual, Pedro entró en pánico. Como había dicho anteriormente, esto demuestra el enojo de estos objetos sagrados hacia el hombre corrompido por las garras del amor a lo ajeno. La leyenda describe el cambio inmediato de la virgen así, “Sin embargo, aquella sonrisa muda e inmóvil que lo tranquilizara un instante concluyó por infundir temor, un temor más extraño, más profundo que el que hasta entonces había sentido”.

Pedro ya teniendo la prenda en su mano, no quería abrir los ojos, esto es prueba absoluta de que él tenía miedo, un miedo que un caballero, si es que fuese un caballero de guerra, no mostraría en una situación como en la que estaba metido Pedro. He aquí donde Bécquer hace uso del Romanticismo, porque hace uso de lo sobrenatural, para poder darle a su obra un toque más tenebroso, y así mismo, hacer uso de la imaginación del lector par que él o ella misma, a su juicio logren una viva descripción de lo que vivió Pedro en ese preciso momento en el que logra abrir sus ojos. La manera de darnos a detalle el movimiento de cuerpo que Pedro muestra al estar dentro de la iglesia, nos da una idea más viva de lo que está pasando dentro de la catedral. Esos movimientos, temblorosos o más bien como los describe Bécquer, “sus dedos crispados la oprimían con una fuerza sobrenatural”. No cabe duda, de que, este detalle que nos da de Pedro es escalofriante para el lector mismo. Pues uno solo empuña la mano de esa manera cuando no encuentra salida, o hay temor por dentro o coraje. En el instante en que Pedro logra abrir los ojos, él pega un grito desesperado. Esto pudo haber sido que ya con tanta desesperación y miedo en sus entrañas, su subconsciente lo orilló al terror, a lo que presentía que iba a pasar, en este caso se dio cuenta que las estatuas ya habían cobrado vida y lo estaban rodeando para poder quitarle la ajorca. Pero esto sólo es producto de la imaginación que uso Bécquer en su personaje para ir más allá de lo normal, en este caso, lo sobrenatural, sin rebasar la razón misma.  Todo esto, es producto de la imaginación, de los personajes, pero también del narrador, que nos quiere hacer creer que lo sucedido fue un hecho real, pero no es nada más, que un mito.

Al último, Pedro es encontrado en la catedral tirado, pues él ya había enloquecido por las cosas sobrenaturales que vivió la noche anterior y su mente no fue capaz de diferenciar entre lo real y lo ficticio producto de un subconsciente lleno de cosas fuera de la realidad. Por supuesto, al ver tumbas, estatuas y demás, uno empieza a imaginar cosas que no son, y esto se debe a que desde niños se nos ha educado con ese tipo de leyendas de terror para así obedecer o tener respeto a un símbolo o imagen religioso. Algo muy curioso, es que cuando Juana, una de las profesoras de la universidad nos dio el recorrido, ella añadió, que a María se le había preguntado que, si conocía a Pedro, pero ésta respondió, que no. Esta parte, no está incluida en el texto que Bécquer escribió, pero es un dato muy curioso que pudo haber olvidado escribir Bécquer sobre la leyenda, porque claro estas no son sus leyendas, si no que él fue el encargado de publicarlas.

En conclusión, la función de las estatuas en las leyendas de Bécquer ponen un límite sobrenatural hacia la humanidad. Como hemos mencionado el temor que le causa la mirada de las estatuas a Pedro. El cambio de expresiones de la Virgen al saber que le están quitando algo que le pertenece a ella y al final cuando las estatuas toman la justicia en sus propias manos al hacer que el miedo de Pedro lo haga loco. Se puede decir que a la iglesia esto causó una satisfacción para que la gente le temiera al poder divino.

 

 

Sal de Tu Zona de Confort

Snapchat-34044874Muchos de nosotros nos sentimos muy cómodos al poder platicar con personas qué hablan el mismo idioma que nosotros, pero ése, no es el motivo por el cual estamos en Toledo. Hay que salir de esa zona o circulo en el que estamos. Pues estamos acostumbrados a socializar con la gente que ya conocemos y no nos atrevemos a hablarle a otras personas, al menos que sea necesario, y por tal motivo, no nos damos la oportunidad de conocer, de explorar la cultura y adaptarnos a la misma.

Les podrá parecer algo sin importancia, pero en realidad es de suma importancia para el mejoramiento de la lengua. La lengua española es muy variada y es la segunda lengua más hablada en el mundo. Por esa razón, existen muchas variaciones en ella y, siempre es importante aprender las diferentes palabras que se utilizan en diferentes países, donde el español es la lengua oficial.

En la misma España, hay variaciones en la lengua, de acuerdo a la zona. El castellano que se habla en la zona norte y sur del país es muy diferente al que se habla en la zona centro como Madrid, Valladolid y Toledo, pues en estas ciudades, se conserva un español más auténtico y entendible. Se podría decir que es el español estándar. En las zonas del norte y del sur se hablan otras lenguas como: el Catalán, Gallego, Vasco, entre otros.

Les recomiendo conocer, caminar, y preguntar de lo mucho que hay en Toledo. Hasta el momento, mi experiencia ha sido algo inolvidable, porque he logrado formar amistades con toledanos, pero también con personas de diferentes países, por ejemplo: unas chicas del Líbano Aya y Nadeen. Las pude conocer porque fui capaz de romper esa zona de confort en la que estaba. Y ahora somos muy buenos amigos. Les lleve a conocer los alrededores de Toledo y les encantó el recorrido porque les pude explicar la historia de algunos de los muchos monumentos que hay en Toledo.

La vida te sorprende, y uno nunca sabe que es lo que nos tiene preparado el destino, así que, yo les recomiendo que disfruten de su estancia y que salgan a conocer nuevas cosas todos los días porque Toledo está lleno de paisajes muy hermoso y de persona muy agradables. La verdad que siento que estoy como en un sueño del cual no me gustaría despertar.

Así que cuando tengas la oportunidad de conocer nuevas amistades haz hasta lo imposible para lograr una amistad duradera. Uno nunca sabe cuándo vayamos a necesitar de esas personas por ese motivo hago énfasis en que vosotros tenéis que coger valor y tratar de usar al maximo el castellano. Esa es la única manera de mejorar la pronunciación de las palabras. Hay un dicho en México que dice así, “la practica hace al maestro”. Este dicho tiene mucha razón, porque esa es la única manera de perfeccionar un idioma y a la misma vez aprender más palabras, para así mismo, mejorar nuestro léxico.