El Greco vídeo y ensayo

    El Peso de Toledo en El Greco

La función del peso de Toledo en los cuadros del Greco proviene de la cultura, el misticismo, y la religión y sobrepasa los límites impuestos. La unión de la ciudad de Toledo afecta el uso en sus pinturas al usar gente enlazada la historia que vivió la ciudad en diferentes periodos. El misticismo de la ciudad se impone como inspiración para el uso de pacientes de un manicomio para representar las expresiones de los apóstoles en las obras del Greco llamadas el Apostolado. También, la religión como un componente de igualdad de las tres religiones en su cuadro de Jesucristo al posicionarlo al centro en vez de a lo alto de la obra.

Toledo es una ciudad que ha vivido varias etapas evolutivas, por esa misma razón, se conoce como la ciudad de las tres culturas. En la ciudad hasta la fecha se conservan varias mezquitas, iglesias y sinagogas, que son iconos representativos de esas etapas. La influencia musulmana, judía y cristiana lograron crear un aspecto de mezcla pacífica entre los habitantes de la ciudad. La ciudad ahora en día conserva esa esencia de comunión entre sus ciudadanos porque es una costumbre que se ha acogido de hace siglos. Mucha gente ama Toledo. Esto es debido a su historia, puesto que, se le conoce como la ciudad de las tres culturas la musulmana, judía y cristiana, pero también porque sus habitantes reciben a otras personas con mucho afecto y cariño. En efecto, por eso fue fundada la escuela de traductores la encargada de reunir los conocimientos de los ciudadanos más ilustres de la época, y estos pertenecían a diferentes religiones, pero eso no era problema alguno para ellos.

Toledo también es un lugar místico, pues el Greco (el griego), acorde con la hipótesis de Marañón, en sus obras del Apostolado, usa a pacientes dementes de un asilo para locos, y de ellos toma sus facciones del rostro y con ellas dibuja a cada uno de los apóstoles retratados en el Apostolado. Claro esto es una hipótesis, pero hay mucha probabilidad de que haya sido cierto esto que nos propone Marañón. Esto nos da a entender, como el Greco tenía un amor no sólo por la ciudad, pero también por los toledanos, aun siendo estos enfermos mentales. La verdad que es algo inimaginable, pero posible. Esto es lo que hace de Toledo una ciudad en armonía, pero a la misma vez, una ciudad mística llena de sorpresas e historias que hasta la fecha se escuchan entre la multitud.

La religión católica es eminente en la ciudad y, el siglo XVI es prueba perfecta, puesto que, en esa época, el Greco, empezó a pintar cuadros al óleo de gente muy importante, claro que en su tiempo, no fueron muy apreciados por el público hasta el siglo XX. Una de las obras más importantes del Greco en Toledo fue la de El entierro del conde de Orgaz. Esta es su obra más conocida hasta la fecha. Puestos que ésta describe una leyenda que dice que al momento de la muerte del conde, san Esteban y san Agustín enterraron a el conde. En esta misma, el Greco recreó un entierro con la pompa del siglo XVI, y por la parte superior, representó la llegada del conde a la gloria. Cabe destacar que, el Greco no tuvo gran reconocimiento de su arte y estilo hasta después de su muerte, pero en nuestros días es conocido como uno de los artistas más grandes de la civilización occidental.

El Greco fue un ícono del arte no sólo en Toledo, sino, en toda España. El uso exagerado del color rojo y el elongamiento de los cuerpos en sus obras, le llevan a tener un estilo único, pero muy rechazado por la gente de la época. Se le compara con artistas como Miguel Ángel, Tiziano y otros artistas famosos del siglo XVI, los cuales tuvieron su esplendor en el Renacimiento italiano. Se podría decir, que el Greco, fue el Miguel Ángel de España. Puesto que él adoptó los estilos de Miguel Ángel y Tiziano y los incorporó en sus obras, así creando un estilo nuevo y racional para la época. Como no era italiano, no tuvo la oportunidad de triunfar como los grandes artistas de Italia y así es como emprende su viaje por España llegando así a la ciudad de las tres culturas, en magnifico Toledo, el Toledo histórico y extravagante que llegaría a ser cuna y casa de sus más grandes obras en nuestra actualidad.

En conclusión, el misticismo, las religiones, la gente y el Greco son parte de la historia y de cada etapa que ha vivido la ciudad. Estas son razón suficiente para que la gente venga a Toledo y se entere por sí misma, de lo que realmente ha sido testigo la ciudad y sus calles, cada rincón, cada espacio en ella, cada individuo que la habita, pero sobre todo, esa esencia que se puede percibir al momento de llagar a la ciudad. La riqueza de su cultura y la preservación de la misma entre su gente hace de Toledo un lugar indescriptible, pues hacen falta palabra para poder asimilar, por lo menos, una pisca de lo que por esta ciudad se ha vivido en el transcurso de los siglos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s