La religión en las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer

 

El impacto literario de las leyendas becquerianas se basa en un método narrativo en donde las creencias religiosas están relacionadas con la tentación, el pecado, y el castigo. Las visiones y el sentimiento de atracción desenfrenada de los personajes masculinos de las leyendas becquerianas subyugan la voluntad de estos personajes, y los lleva a su destrucción. Por otro lado, algunas de las leyendas por Gustavo Adolfo Bécquer como El beso y La ajorca de oro demuestran que la belleza angelical de los personajes femeninos hace que la pasión se apodere del corazón de los hombres y los haga actuar en contra de su razón.

El escritor español del siglo XIX, Gustavo Adolfo Bécquer, nació en Sevilla en 1836, y murió a la edad de 34 años. Escribió entre otras, 86 rimas, y 28 leyendas que muestran un enfoque romántico que se puede ver en los temas como el amor imposible, el misterio, y lo sobrenatural. Otro tema que se ve reflejado en las leyendas de La ajorca de oro y El beso es el de la religión en la Época Medieval española. Bécquer está basando estas leyendas en las creencias religiosas medievales, en donde la mujer personifica la tentación, la ajorca y el beso, el pecado, y como castigo estos hombres son condenados a la locura o la muerte.

Este es el caso de Pedro Alfonso de Orellana, un personaje masculino valiente en la Ajorca de oro, quien roba la ajorca de oro de la Virgen de Sagrario con tal de complacer a su amada, María Antúnez, y así poder conquistar su corazón. En el momento en que la roba, es tal el sentimiento de culpa, que lo hace ver fantasmas que se levantan de sus tumbas y vienen a cobrarle su ofensa.  La tentación del supersticioso Pedro, en esta leyenda, deriva de la belleza angelical que María utiliza como arma para controlarlo. La primera línea en la leyenda dice “Ella era hermosa, hermosa con esa hermosura que inspira el vértigo… es sobrenatural; hermosura diabólica, que tal vez presta el demonio a algunos seres para hacerlos sus instrumentos en la tierra.”  Aunque María no le pide nada directamente, su belleza fue todavía una fuente de persuasión.

Ella tiene las características de un ángel y las influencias poderosas del diablo. El pecado de Pedro consiste en robar para su amada la ajorca de la Madre de Dios en la catedral de Toledo. Durante el robo, el miedo invade la mente del joven enamorado a causa del sacrilegio que ha cometido, y paga su pecado al volverse loco, lo que es su castigo. La cita, “ya no pudo resistir más. Las sienes le latieron con una violencia espantosa; una nube de sangre oscureció sus pupilas; arrojó un segundo grito, un grito desgarrador y sobrehumano, y cayó desvanecido sobre el ara” demuestra que la catedral y la religión se defendieron contra Pedro y su sacrilegio.  Bécquer utiliza aspectos relacionados a la iglesia en La ajorca de oro para incorporar etapas de tentación, pecado, y castigo, las cuales se pueden ver también en otras leyendas becquerianas, como El beso.

Jordi Jové, en su libro, La fantasía romántica de las leyendas de Bécquer, dice que “Los personajes becquerianos sienten un impulso de irrealidad que lo arrastra a su perdición, y finalmente a la muerte” (p. 168). Este es el caso del capitán francés en la leyenda El beso, quien estando alojado en la iglesia-convento del Carmen Alzado de Toledo, y en medio del cansancio y bajo la influencia del alcohol, cree ver en doña Elvira de Castañeda, a la mujer de sus sueños. La hermosura sin igual de esta mujer de piedra lo hace ver espejismos. El capitán cree que ella lo llama y que quiere que la bese. Bécquer en esta leyenda una vez más hace alusión a la mujer como objeto tentador.

Jové, en una explicación acerca del carácter misterioso, y fantástico nos dice que son “estímulos sensoriales de sueños y visiones, imágenes oníricas, provocadas por el cansancio, la juventud, el amor y la poesía, que están destinadas a la evasión de la realidad.” En cuanto el pecado, Bécquer muestra en el capitán a un hombre obsesionado por darle un beso a una mujer de piedra, para calmar la pasión que le consume, profanando así la tumba en donde yacen los cuerpos de doña Elvira y su esposo. El capitán recibe como castigo a semejante ofensa, un golpe en la cara, con un guante de piedra por parte del esposo, provocándole la muerte.

Los protagonistas de estas leyendas muestran su amor enfermizo hacia la belleza de la mujer como Pedro Alfonso de Orellana en La ajorca de oro, y el capitán en la leyenda El Beso.  Las leyendas becquerianas muestran un estereotipo en los personajes masculinos, que son hombres enamorados, valientes, y fuertes. Mientras que los personajes femeninos son todo lo opuesto; son personajes con la hermosura angelical, como Doña Elvira de Castañeda, en El Beso y María Antúnez, en La ajorca de oro, quien es también caprichosa, vanidosa, y manipuladora. Pere Rovirá escribió en su ensayo sobre Bécquer, La casa fantástica, y dice que “Los personajes masculinos becquerianos siguen los impulsos de corazón, y dejan a un lado la razón y el miedo.” Es por eso que sucumben ante la presencia de una mujer hermosa, bien sea de carne y hueso, o de piedra. Esta cita coincide con el método que se usa por Bécquer. La tentación que es personificada por la mujer que con su belleza está siempre tentando al hombre, y cubriendo su yo interior, de maldad, y capricho. El pecado está simbolizado por el cuerpo del delito, como es el robo de la ajorca y el beso del coronel, y el castigo está representado con la locura de Pedro y la muerte del coronel. El método que usa Bécquer de relacionar la religión con la tentación, el crimen y el pecado, es la causa del impacto literario en sus leyendas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s